Más vale ensordar que mal oír.


Más vale ensordar que mal oír.
Bien pudo hacer suyo este refrán aquel estudiante pazguato que cuando el profesor de física le dijo: «A ver, hábleme usted de los rayos catódicos», largó tan campante: «Los Reyes Católicos eran dos: Isabel y Fernando...».

Diccionario de dichos y refranes. 2000.